Alfonso Murube: Una historia en blanco y… azul

Por contradictorio que pueda parecer, en España es muy poco común que un estadio de fútbol lleve el nombre de un futbolista, algo que dice mucho de cómo funciona el fútbol de élite. Solo algunos jugadores como Alfonso Pérez (Getafe CF), Guillermo Amor (Benidorm CF), Di Stefano (Real Madrid Castilla) o Alfonso Murube (AD Ceuta) pueden presumir de ello. Paradójicamente, solo este último jugó en el primer equipo del estadio al que da nombre. Murube fue un centrocampista del Ceuta Sport Club que vistió la camiseta blanca durante tres temporadas. Sin embargo, si el estadio ceutí lleva su nombre, es por sus méritos vistiendo otra camisa: La azul.

Tras comenzar jugando en su Utrera natal y pasar por varios equipos de la península, en 1933 Alfonso Murube ficha por el Ceuta Sport Club. Ceuta no le era una ciudad extraña, dos años atrás había disputado una temporada para el Cultura Sport, equipo que tras fusionarse con el Ceuta FC dio lugar a su nuevo conjunto. Con la creación de este gran equipo caballa, la ciudad norteafricana vive su auge futbolístico, por lo que ayuntamiento, club y Federación Hispano-Marroquí de Fútbol (regional de la Federación Española para el Marruecos español) acuerdan construir un nuevo estadio que cubra la creciente demanda. El alcalde socialista David Valverde Soriano aprueba el proyecto, quedando éste a cargo del arquitecto municipal José Blein Zarazaga. En Enero de 1933, mientras tienen lugar los Sucesos de Casas Viejas, comienzan las obras del que meses después se convertirá en el Estadio Municipal de Ceuta, popularmente conocido como “El Docker” por estar situado junto a un campamento militar con un hospital del mismo nombre. En Agosto de 1933 es inaugurado el estadio por Salvador Pulido, nuevo alcalde de la ciudad, perteneciente a Izquierda Republicana.

Murube completa tres años en el Ceuta Sport Club, disfrutando del flamante Estadio Municipal, pero no va a poder comenzar su cuarta temporada en el club. En la madrugada del 17 de Julio de 1936, de esos mismos barracones militares que dan sobrenombre al Estadio Municipal, comienzan a salir soldados y falangistas. Alfonso Murube es uno de ellos. Fusil en mano, desfila junto a un estadio que semanas antes le aplaudía como ídolo de la afición que era. La situación había cambiado, esta vez no era su entrenador el que daba las órdenes; era un joven general llamado Franco. España sufre el enésimo golpe de Estado de su historia y Ceuta es la primera plaza a tomar. Comienza la Guerra Civil.

16 de Abril de 1938, frente de Aranjuez1. El ya Teniente Murube cae abatido por las balas republicanas a sus 28 años2. Para entonces David Valverde Soriano, alcalde socialista que impulsó el estadio, ya llevaba dos años en una cuneta tras ser fusilado “por rojo”. Salvador Pulido, republicano que ocupaba la alcaldía cuando se inauguró el estadio, sufría la represión y la cárcel del nuevo régimen. En el otro lado, Luis Sánchez Urdazpal, también impulsor del estadio como Presidente de de la Federación Hispano-Marroquí de Fútbol, continúa en su cargo, ahora en la llamada Delegación Nacional de Deportes. Organización militarizada y a las órdenes del General Moscardó, al igual que todo el entramado franquista se encuentra en plena ola de delación de “rojos” y elaboración de listas negras, en este caso de directivos, futbolistas y entrenadores, que serán vetados del fútbol (en el mejor de los casos). José Blein, el arquitecto municipal autor del estadio, también continuó en su puesto. En esas mismas fechas recibe el encargo por parte de Falange Española de realizar “La Cruz de los Caídos”, monumento con significado obvio que inaugurará en 1939, días después del triunfo final del fascismo en España.

1942, la guerra ha terminado hace 3 años, pero continúan los homenajes a los “Caídos por Dios y por España”. La directiva del Ceuta Sport Club, ahora denominado Sociedad Deportiva Ceuta debido al decreto del año anterior contra los extranjerismos en el fútbol, solicita al Ayuntamiento de Ceuta cambiar el nombre del estadio. Las autoridades franquistas naturalmente dan el visto bueno; el Municipal de Ceuta pasa a denominarse “Estadio Alfonso Murube”, en recuerdo al centrocampista utrerano que vistió la camiseta ceutí durante tres temporadas. Pero sobretodo en homenaje al falangista que murió en el frente tras sublevarse contra la II República.

La vieja España había vuelto. Monumentos y condecoraciones para unos, represión y olvido para otros.

1 Según otras fuentes Alfonso Murube cayó en el frente de Guadalajara.
2 “Movimiento nobiliario 1931-1940”, José Miguel de Mayoralgo y Lodo.

3 Responses to Alfonso Murube: Una historia en blanco y… azul

  1. Txema says:

    Muy interesante y muy significativa la primera frase, así funcionan las cosas.
    ¿Vaya labor de investigación te habrás pegado para conseguir información no?

  2. Un poco sí, pero ya ves, cuando hay tiempo libre… Ahora tengo información para aburrir de bastantes estadios, queda redactar y poco a poco seguir reuniendo datos.

    Mete miedo la cantidad de estadios que hay con nombres de falangistas o empresarios relacionados con el franquismo. Si un estadio tiene nombre propio, sospecha y tienes muchas posibilidades de acertar.

  3. Gontxo says:

    No conocía esta historia. Muy buena.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: