“Que se queme el puto parlamento”

Alexandros Grigoropoulos

Una chispa en el interior de aquella pistola fue el detonante. De esa pequeña explosión salió disparada una bala directa al joven anarquista griego Alexandros Grigoropoulos, cuya luz se apagaba con apenas 15 años. Quien accionaba el percutor a sangre fría era un policía de 37 años.

Una chispa en el interior de aquella pistola fue el detonante. Esa misma noche comenzaba en Grecia una de las mayores rebeliones sociales de las últimas décadas en Europa. Como siempre, el fútbol no se quedó al margen.

La cosa venía de atrás. Un 25% de paro solo lo aguantamos sin protestar en España, allí la cosa estaba caliente y solo hacía falta un pequeño fuego que encendiese aquel montón de polvora que llevaba años y años acumulándose. Esa misma noche del 6 de Diciembre de 2008  el fuego iluminó las calle atenienses. Grupos de anarquistas, comunistas y estudiantes tomaron las calles para no dejarlas. No tardaron en sumarse sus propios profesores y trabajadores de distintas empresas.

Tres días después se contaban por cientos los detenidos, bancos y comisarias eran asaltadas, y la ciudad estaba envuelta en llamas. Mientras las universidades e institutos permanecían tomadas por los estudiantes y algunas fábricas por los trabajadores, el Panathinaikos se enfrentaba al Anorthosis. Así en principio puede parecer un partido superficial e intrascendente, sin embargo era un partido de Champions League, de Copa de Europa. Y no sólo eso, si no que el equipo ateniense se jugaba por primera vez en su historia clasificarse como líder de su grupo para los Octavos de Final.

Universidad ocupada

El clima era tenso en toda la ciudad, de un lado volaban los cócteles molotov y se reclamaban medidas socialistas y populares. Del otro volaban los gases lacrimógenos pidiendo más mano dura y liberalismo. En el mismo funeral de Alexandros hubo enfrentamientos entre los jóvenes y la policía. Y por si fuera poco al día siguiente había convocada una huelga general por parte de los sindicatos, aunque ya habían parado muchas empresas debido al clima de guerra social y había cientos de universidades e institutos ocupados.

Pese a todo se disputa el partido. Nada más comenzar parece que una gran parte del público quiere llevar al fútbol la lucha de las calles. Empiezan los gritos de “que se queme, que se queme el puto parlamento”, “Policías, cerdos asesinos”, y de apoyo a la huelga. El Pana gana con gol de Karagounis y se clasifica primero. A quién le importa.

La huelga paraliza el país al día siguiente.

Un año y medio después, en Mayo de 2010, el panorama cambia bien poco. Cuarta huelga general en poco más de un mes en Grecia. Siguen los disturbios y el fuego no deja de ser protagonista con los bancos y las comisarias como principales objetivos. Uno de esos resplandores se ve en el Banco Marfin donde aterriza un cóctel molotov. Pese a aparentar estar cerrado como el resto, no era así. Dentro se encontraban varios trabajadores a los que la dirección no les permitió hacer huelga. Tres de ellos murieron asfixiados por el humo.

Al finalizar la marcha unas cien mil personas asedian el parlamento una vez más, en protesta por los recortes sociales, el apoyo a la banca y la sumisión al Fondo Monetario Internacional.

Cuatro días después el fútbol volvía a ser protagonista. Esta vez el Olympiakos, eterno rival del Panathinaikos, jugaba en Tesalonica ante el PAOK con la clasificación para la Champions League en juego. El speaker pide un minuto de silencio por los muertos del Banco Marfin, pero el público no está por la labor. Cuando pita el árbitro la voz de la calle vuelve a las gradas “Que se queme, que se queme el puto parlamento”.

El PAOK ganó con gol de Muslimovic. Las huelgas y las revueltas siguen aún en Grecia. A quién le importa.

One Response to “Que se queme el puto parlamento”

  1. Txema says:

    Tremendo respeto y admiración a lo que sucede allí. Es increíble como todavía con esa situación, haya cosas que no se paralicen, como el fútbol.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: