Sankt Pauli, más que un club

VITI HARPORE

El F.C. St Pauli es el equipo de fútbol del Barrio Sankt Pauli de Hamburgo (Alemania); distrito portuario y a la vez centro de la vida nocturna de la ciudad y uno de los barrios rojos más famosos de Europa.

El equipo de este barrio tiene algo que le hace muy especial. Es muy posible que hayáis visto camisetas, pegatinas o material de este equipo en cualquier parte del mundo, pues a pesar de haber militado en la segunda división de la Bundesliga durante la mayor parte de su historia, cuenta con millones de fans en todo el globo.

Lo que le hace ser un equipo de culto son las connotaciones contestatarias y anticapitalistas que ostenta este club. El barrio de Sankt Pauli es un barrio obrero que se llenó de inmigrantes a finales de los 60 lo que hizo que este colectivo junto a los estudiantes colmasen una hinchada de un barrio donde el movimiento okupa tiene una presencia palpable. Su heterogenea hinchada constituye un auténtico movimiento social muy vinculado a colectivos comunistas y de izquierdas lo que llevaron al club a ser el primer equipo cuyos estatutos declaran su caracter de antifascista, antisexista y antirracista.

Todo ello hacen que el Sankt Pauli sea una auténtica institución muy por encima del fútbol (tienen hasta secciones de rugby, fútbol americano, béisbol, bolos, ajedrez, ciclismo, balomano y tenis de mesa). Los cimientos de la Bundesliga se echaron a temblar el pasado fin de semana cuando el Sankt Pauli venció por 4-1 al Furth asegurando el segundo puesto de la tabla y conseguiendo ascender a Primera División después de más de 20 años alejado de ella. Incluso el periódico deportivo Marca le ha dedicado un artículo hoy a la noticia (“Punk, anarquismo y condones para la Bundesliga”) en el que se reconoce que la esencia del St pauli es absolutamente rompedora en el fútbol mundial. “Es el equipo de la clase trabajadora”, según afirmó Butje Rosenfeld, ex jugador del club y ahora periodista en un reportaje en ‘Transworld Sport’.

Se dice que los punks fueron los que introdujeron la bandera pirata como símbolo de la lucha anticapitalista; pero la calavera con las tibias cruzadas se convertiría en el emblema no oficial del equipo -y también del barrio-. Los banderines de corner con la efigie pirata, confirman que nos encontramos en la casa de los desheredados.

Pero el fenómeno Sankt Pauli no se podría explicar sin el rock & roll que caldea todos los partidos. El sonido de “Hells Bells” AC/DC estalla por megafonía al inicio de cada encuentro, y el público enloquece cuando escucha la canción Song 2 de Blur, ya que significa que el equipo ha marcado gol.

Son muchísimos los grupos que se han decantado como fanáticos del St Pauli y que le han dedicado en algún momento alguno de sus temas. Podemos citar a los Turbonegro, que editaron una versión especial del “I Got Erection” en alemán y que incluyeron en su disco “Small Feces”.

Bandas de todo el mundo, como los Asian Doub Fundation, Sigur Ros, o Bad Religion, se han declarado seguidores de este equipo y estos últimos llegaron a jugar un partido benéfico contra el tercer equipo de St. Pauli en 2000. Por cierto otros grupos que le han dedicado canciones al club son los italianos Talco, los Art Brut, la banda de horror punk japonesa Balzac y muchos más (sobre todo alemanes).

El club también está imbuido de espíritu de solidaridad internacionalista: su última campaña, bajo el eslogan “Viva con Agua” reunió grandes cantidades de dinero para dispensadores de agua para escuelas de Cuba. También han organizado torneos de ultras antifascistas en verano, partidos contra el racismo o su mayor idea de olla el FIFI Wild Cup, celebrado en 2006. Consistió en un campeonato alternativo y simultáneo al Mundial celebrado en Alemania pero para selecciones nacionales no reconocidas por la FIFA, como Gibraltar, Tíbet, Groenlandia o Zanzíbar y en el que el FC St Pauli participó como República de St Pauli. ¿Qué manera más clara de reirse a la cara de todo el paripé del Mundial? Tengo entendido que tuvieron que partirse la cara con media FIFA y con la embajada de China en Berlín para hacerlo.

Como curiosidad hay que comentar que Sankt Pauli es uno de los escasísimos equipos que visten de marrón en el mundo, y que en esta temporada está patrocinado por Orion, una empresa de artículos eróticos en Internet que para celebrar el ascenso, ha reglado 20.000 condones con el escudo del club. Otra curiosidad significativa es que el club se enorgullece de tener el mayor número de SOCIAS en todo el fútbol alemán. En 2002, los anuncios  de la revista Maxim tuvieron que ser retirados del estadio, tras las protestas por la representación sexista de la mujer.

Esta peña es mucho, estoy deseando ver cuales son sus próximas liadas en primera división aunque lo que está claro es que no van a pasar desapercibidos. En este caso, se trata mucho más que de un deporte; ir al Estadio a verles es como ir a un concierto; se trata de la mosca cojonera de un mundo tan superficial e hipócrita como el balompié. Pero es un equipo modesto y siempre ha tenido una situación económicamente precaria, de hecho, casi desaparecen tras las deudas que les dejó su último paso por la Bundesliga por ello ¡Larga vida al Sankt Pauli! y ante todo, que sigan siendo  un club de firmes convicciones como hasta ahora.

* Encontrado en Sin Punkto Fijo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: